Declaración Tribunal Constitucional

30 Mar 2018

Las estructuras de la Izquierda Cristiana de Chile abajo firmantes declaramos nuestro tajante repudio al fallo del Tribunal Constitucional que declara contrario a la Constitución el fin al lucro en la educación, en razón de lo siguiente:

  1. El artículo 1° de la Carta Fundamental dispone: “El Estado está al servicio de la persona humana y su finalidad es promover el bien común, para lo cual debe contribuir a crear las condiciones sociales que permitan a todos y a cada uno de los integrantes de la comunidad nacional su mayor realización espiritual y material posible”.

A su vez el artículo 4° del Código Político establece que “Chile es una República democrática.”

Este mandato, que el pueblo hace al Estado de Chile, supone necesariamente que las libertades democráticas y oportunidades sociales del conjunto del pueblo, primen frente al interés lucrativo de una minúscula parte de la población. Una solución jurídica que, frente a un conflicto de esa naturaleza, opte por favorecer a una minoría poderosa, solo está cometiendo un acto cruel, inhumano, y en contravención de uno de los principios fundantes de nuestra institucionalidad.

El fallo permite que las universidades sean controladas por personas con fines de lucro, y en consecuencia obliga al Estado a financiar y garantizar la rentabilidad y el negocio de empresarios, por la vía de las subvenciones y transferencias fiscales para asegurar la gratuidad. Ello respalda y privilegia los intereses comerciales por sobre los educativos, como también daña de forma irreversible la autonomía de los planteles universitarios en pro de los intereses particulares de sus dueños, en desmedro del desarrollo de la docencia y la investigación.

  1. Existe una determinación popular expresada en el proyecto de ley despachado en el Congreso y aprobado por la Presidenta de la República, en orden a dar fin al lucro en la educación superior, con el objeto de garantizar que los recursos de los planteles sean destinados a los fines propios de las universidades y no vayan a los bolsillos de empresarios, y no existe motivo alguno para un tribunal oprima esa voluntad mayoritaria. Así, cualquier artilugio jurídico del Tribunal Constitucional solo develará la impronta antidemocrática de sus miembros.

De este modo, el Tribunal Constitucional se instala al margen de sus atribuciones, y pretende legislar sin haber recibido investidura de ningún tipo para ello.

  1. Las leyes están al servicio de las mujeres y hombres, no las personas al servicio de las leyes. El Derecho es una herramienta para mejorar el mundo. Las Constituciones tienen esa finalidad. Así, la interpretación de las leyes debe evolucionar con la sociedad, con el objetivo de expandir el goce efectivo, para todas y todos, de los derechos fundamentales, y no puede quedarse anclada en una idea reaccionaria de “incuestionabilidad” de la carta fundamental.
  2. Resulta obvio que el fallo del Tribunal Constitucional se basará en preceptos contenidos en la Constitución, como la libertad económica, de enseñanza y principio de subsidiariedad, que serán tergiversados a través de elucubraciones jurídicas que trasuntan una ideología de ultraderecha, antidemocrática y profundamente reaccionaria, blandiendo disposiciones constitucionales de suyo ilegítimas, tanto porque fueron impuestas a sangre y fuego por la dictadura, cuanto porque son contrarias al más elemental criterio democrático.

Lamentablemente, ninguno de los gobiernos, desde el fin de la dictadura hasta el día de hoy, ha hecho esfuerzos serios y decididos por dar término a esta Carta Fundamental ilegítima; el último de ellos, realizado por el gobierno de la Nueva Mayoría, fracasó al pretender entregar al Congreso un protagonismo que solo debe reservarse al Pueblo movilizado.

Ante ello llamamos al Pueblo de Chile, a sus organizaciones sociales y políticas y a todas las fuerzas antineoliberales, a salir a la calle y a redoblar sus esfuerzos para que, por medio de la protesta y la agitación social, logremos una nueva Constitución Política que sea producto real de su voluntad soberana.

COORDINACIÓN DE COMUNICACIONES

FRENTE DE PROFESORES

COORDINADORA NACIONAL DE JUVENTUDES

IZQUIERDA CRISTIANA DE CHILE

Compartir esta Noticia:
OTRAS NOTICIAS