Álvaro Hernández Pieper: “Una sociedad del buen vivir para el siglo XXI”

15 Ene 2018

Entrevista realizada a nuestro Coordinador Nacional Álvaro Hernández Pieper por el periódico El Heraldo de Linares, el 14 de enero de 2018:

Para participar en una actividad partidaria en Longaví, se encuentra en la zona el joven abogado que dirige el quehacer político del partido que se fundó el 24 de octubre de 1971 y formó parte del gobierno de la Unidad Popular del Presidente Salvador Allende. Después del golpe de Estado, inició la lucha  contra la dictadura para recuperar la democracia. Fue uno de los partidos fundadores  de la Concertación y apoyó el gobierno de Patricio Alywin, luego se retiró de esta coalición por considerar que no se estaba cumpliendo el programa. Posteriormente, en el camino de la unidad de la izquierda,  se alió a otros partidos y movimientos en la formación política Juntos Podemos Más y actualmente  participa en el Frente Amplio.

1.- ¿En qué momento político se encuentra actualmente la Izquierda Cristiana?

En el mejor de todos. Venimos saliendo de un proceso de actualización de nuestros fundamentos ideológicos, dotándonos de un contenido de ideas de peso, en que hemos incorporado a nuestras luchas elementos que hace años era más difícil de considerar, por ejemplo, la forma en que el modelo neoliberal termina destruyendo nuestros ecosistemas, y la relación que tiene eso con la calidad de vida de los trabajadores, de las mujeres. Por eso, hoy día, ya entrado el S XXI, la Izquierda Cristiana propone una sociedad del buen vivir, eso significa un modelo que respete a cabalidad los derechos humanos, en que la democracia se exprese en la forma de vida de todos los habitantes del país, y en que la violencia y la infelicidad no estén institucionalizados.

2.-¿Cómo se define hoy ideológicamente la Izquierda Cristiana ? ¿Qué significado político le asignan a la construcción de la sociedad del buen vivir?

Somos una organización socialista, creemos en un país dirigido por los trabajadores, por la gente común y corriente, para eso requerimos una sociedad profundamente democrática, no solo en lo político, sino también en lo económico, y eso pasa por una profunda revisión de cómo redistribuimos el ingreso en Chile, así como también en la forma en que explotamos la naturaleza.

Somos también una organización que admite diversas corrientes de pensamiento, desde aquellos que vienen de una tradición agnóstica y más clásica, hasta aquellos que nos incorporamos en política a partir de una mirada espiritual. Por eso es que Cristo nos inspira –no porque seamos todos creyentes ni todos cristianos o católicos- sino porque su mensaje es profundamente transformador, no solo de las estructuras sino también de la mirada interna.

Por eso, para nosotros el buen vivir, supone que las comunidades se hagan cargo de sus espacios locales, de su tierra, de su trabajo, y puedan determinarse con libertad; el buen vivir supone que todo habitante tiene la obligación de participar en su comunidad, a la vez que tiene el derecho a una vida digna, a un trato decente. Una sociedad del buen vivir se toma la democracia en serio, no solamente en cuanto al voto, sino como una sociedad que colabora y promueve un mundo de respeto y en que todos podamos ser felices.

3.-¿Cuál es la participación de la IC dentro del Frente Amplio?

Somos parte del Frente Amplio, a través de una coalición federada que integramos, que se llama Movimiento Democrático Popular (MDP), en que hay distintas organizaciones y personas, entre ellos Alberto Mayol, que está caminando con nosotros en este esfuerzo. La IC da una apertura al Frente Amplio muy interesante y creemos que, en la medida que esta coalición promueva una política de cara al pueblo, que apalanque las aspiraciones populares y propenda a la superación del marco institucional heredado por la dictadura de Pinochet, habrá sido buena para Chile, de lo contrario, habremos fracasado.

4.-Muy pronto la IC tendrá una Asamblea Nacional ¿Qué decisiones tomará su partido frente a la actual situación política posteleccionaria?

Vamos a seguir en la senda del poder popular. Tenemos más de 45 años de historia y hemos resistido muchos embates junto a los más necesitados de nuestro pueblo, pero no somos un partido de resistencia o de margen, somos un actor político que ha decidido avanzar hacia una sociedad del buen vivir, y para eso definiremos una estrategia de acción política que nos permita disputar poder, teniendo muy claro a nuestro adversario político, las derechas de diversas caras: la pinochetista, la neoliberal, y también la derecha que con frecuencia aparece en la Nueva Mayoría.

En síntesis, vamos a definir una estrategia de desarrollo integral, que nos permita luchar en diversos frentes: estudiantil, sindical, comunitario, y también electoral.

5.- ¿Van a legalizarse como partido político?

Es necesario que el Frente Amplio tenga varios partidos legalizados, la IC será un actor relevante en ese espacio, y en esta Asamblea Nacional debemos potenciar una política en ese sentido. No está claro si vamos a legalizarnos en camino propio o si vamos a aportar a la legalización del MDP.

6.- ¿O sea, van a legalizar el MDP?

No está claro, lo tenemos que ver, para eso están estas instancias.

7.-¿Cómo se definirá la IC durante el gobierno de Sebastián Piñera? ¿Cuál será su rol dentro de la izquierda chilena?

Piñera es lo más obsceno de la relación que pueden tener los poderosos con la política. Es un peligro para Chile. Por eso seremos desde el primer día férrea oposición.

8.- ¿Serán oposición también con la Nueva Mayoría?

No veo posibilidad de una gran coalición opositora. La Nueva Mayoría “arrugó”, está desgastada, sin ideas, no dan pie con bola. Ellos tienen que definir qué son, qué país quieren, y después resolver si desean seguir juntos. Mientras tanto, la IC, el MDP y el Frente Amplio vamos a estar en la calle.

9.-¿Cómo se organiza la IC en la Región del Maule y cuáles, como fuerza política, podrían ser sus aportes y desafíos, considerando que es una región con muchas carencias?

El Maule es el corazón de la IC, siempre hemos estado ligados a esta tierra. La votación de derecha aquí es altísima, pero es una región de grandes conflictos, ambientales, laborales, de oportunidades, etc., eso quiere decir algo: el Maule necesita esperanza. Queremos apoyar a transformar las cosas.

Aquí en Longaví, en Talca y en varias otras localidades, estamos construyendo una estructura que apoye las luchas sociales y dé vida al Frente Amplio como por ejemplo, la defensa del río Achibueno para que no se construyan centrales hidroeléctricas  y se conserve el patrimonio natural, la flora y la  fauna nativas de este Santuario.. Por otra parte, en materia de derechos humanos y memoria apoyar las iniciativas para que la exColonia Dignidad sea declarado Sitio de Memoria, ya que recordemos que este lugar fue un centro de detención, tortura y desaparición de opositores a la dictadura cívico-militar y ese hecho no lo podemos ni lo debemos olvidar.

7.-¿Cuál es el mensaje que la IC le  entrega al pueblo de Chile, y en especial, a los ciudadanos y ciudadanas del Maule?

Nuestro país que avanza hacia grandes transformaciones, lo que queremos para nuestros nietos se está jugando hoy. Un Chile del buen vivir, donde los recursos naturales alcancen para todos, donde todos tengamos una cobertura de salud decente, etc., depende de lo que hagamos hoy. Es hora de volver a nuestra comunidad, a nuestra cooperativa, nuestra junta de vecinos, nuestro sindicato, nuestro centro cultural y desde ahí vertebrar un nuevo Chile. Para empujar esos cambios está la Izquierda Cristiana de Chile.

http://www.diarioelheraldo.cl/noticia/lvaro-hernandez-pieper-coordinador-nacional-de-la-izquierda-cristiana-para-el-siglo-xxi-la-izquierda-cristiana-propone-la-sociedad-del-buen-vivir

 

Compartir esta Noticia:
OTRAS NOTICIAS

subscripción

SUBSCRÍBASE

Delivered by FeedBurner

REDES SOCIALES