Jóvenes IC por la Plenitud de la Liberación, por el Feminismo

16 Oct 2017

“Derriba de su trono a los poderosos y exalta a  los humildes; colma de bienes a los hambrientos y despacha  a los ricos con las manos vacías” (Lucas 1. 52-53).

La izquierda tiene la obligación constante de profundizar su lucha por los oprimidos, para lo cual se hace necesario actualizar su mirada atendiendo las nuevas formas en que se expresan las condiciones de injusticia. Como IC hemos hecho esfuerzos en ese sentido, adhiriendo a luchas históricamente rezagadas o ignoradas, en sintonía con nuestra opción preferente por los oprimidos. Así fue como durante la Unidad Popular fuimos los primeros en reconocer al Pueblo Mapuche y propender a su autonomía, forjando con ellos una alianza estratégica por la liberación de los obreros y campesinos de todos los pueblos del país. Hoy hemos dado el mismo salto necesario para la construcción del socialismo.

De entre los oprimidos, como es lógico, cuentan las oprimidas, como también los oprimidos por su identidad sexual, por ello es que entendemos que no existe una superación de la explotación de los trabajadores sin la liberación política, social, económica y cultural de la mujer, en palabras de León Trotsky:

“Una revolución no es digna de llamarse tal si con todo el poder y todos los medios de que dispone no es capaz de ayudar a la mujer –doble o triplemente esclavizada, como lo fue en el pasado– a salir a flote y avanzar por el camino del progreso social e individual”.

No existe posibilidad de liberación ni realización de los trabajadores si olvidamos la mitad del mundo, las trabajadoras, quienes sufren la más antigua y profunda opresión sobre todos los ámbitos de su vida. De este modo, comprendemos que la edificación del socialismo supone una revolución sexual que permita el libre desarrollo de todas y todos, pues todos pueden vivir el amor como este lo siente desde el fondo de su corazón y alma. Por ello es que como Coordinación Nacional de Juventudes nos declaramos Feministas, y estamos contra el Capitalismo, el Patriarcado y la Heterónoma.

Hemos desarrollado un manifiesto feminista, el cual contempla una posición anticapitalista, pues no es posible realizar la liberación de la mujer con el capitalismo. Cabe advertir que no proponemos un feminismo liberal propio de la mujer burguesa -ciertamente de raíz anglosajona-, que deja a su suerte los intereses de la mujer trabajadora, sino más bien propugnamos una posición descolonizadora que permita el desarrollo del feminismo más allá de los de los limites e intervenciones del mercado. Nuestra posición es feminista, para mujeres y hombres que supere la dicotomía cisgenero o heteronormativa, un feminismo no binario.

Estas bases teóricas se ven enriquecidas por la clara definición de nuestro rol político dentro de la lucha feminista, ser el nexo que permita el desarrollo de una “Alianza Sectorial”; la cual consiste en crear un nexo y trabajo local entre colectivos de masas, movimientos sociales feministas o diversidad sexual y las ONG que tienen el contenido y los recursos para el trabajo local.

Ahora y siempre estaremos por la plena liberación de todos y todas las oprimidas, que el clamor de los pueblos por su liberación sea escuchado a lo largo y ancho del país para ser atendido con profundidad.

 

¡Liberación o Muerte! ¡Venceremos!

IZQUIERDA CRISTIANA DE CHILE

COORDINACIÓN NACIONAL DE JUVENTUDES

 

Para leer el documento haz clic aquí

Compartir esta Noticia:
OTRAS NOTICIAS

subscripción

SUBSCRÍBASE

Delivered by FeedBurner

REDES SOCIALES